Inteligencia afirma que repelió injerencia electoral, advierte contra desinformación

 Inteligencia afirma que repelió injerencia electoral, advierte contra desinformación

Funcionarios de seguridad dijeron que Cuba y Venezuela también están involucrados en campañas de desinformación sobre las elecciones en EE.UU.

Por Jeff Seldin

Las autoridades de seguridad e inteligencia de Estados Unidos proclamaron una victoria parcial en las elecciones presidenciales del martes, asegurando a los votantes que rechazaron agresivamente asaltos a la infraestructura electoral y operaciones de desinformación de adversarios extranjeros.

La afirmación más categórica fue del jefe del Comando Cibernético de EE.UU., general Paul Nakasone, quien dijo que los esfuerzos para penetrar en las elecciones fueron repelidos antes que hicieran un daño duradero.

“Estoy confiado en que las acciones que tomamos contra los adversarios en las últimas semanas y meses aseguraron que no van a interferir en nuestras elecciones”, dijo Nakasone, quien también el director de la Agencia de Seguridad Nacional, en un comunicado emitido el martes por la noche.

Funcionarios de seguridad electoral de la Agencia de Seguridad Cibernética y de Infraestructura (CISA) hizo eco de la confianza de Nakasone en una serie de informes a la prensa el martes, en que dijeron que años de preparación e inversiones dieron sus frutos.

“No somos blancos fáciles”, expresó un alto funcionario de CISA que habló en condición de anonimato, diciendo a los adversarios: “Tendrán que mejorar sus armas para la próxima batalla”.

En las semanas anteriores al día de la elección, los funcionarios de inteligencia estadounidenses admitieron dos intentos de injerencia, uno de Irán y otro de Rusia.

En ambos casos, dijeron que los piratas lograron sustraer información relacionada con bases de datos de registración de votantes, y que los iraníes se infiltraron en una base de datos estatal y usaron esa información como parte de una campaña de desinformación.

La desinformación no ha terminado

Después de terminada la votación el martes, funcionarios de seguridad informaron que ahora se preparan para más campañas de desinformación de Irán y también de Rusia, China y otros adversarios.

En este caso, los esfuerzos estarán dirigidos a aprovecharse de los días de incertidumbre sobre los resultados finales, debido a las contiendas cerradas en algunos estados con gran número de boletas por correo, para minar la confianza de los estadounidenses en el proceso democrático.

Funcionarios y expertos dijeron que vieron alguna evidencia de campañas de desinformación al cierre de los centros de votación el martes, especialmente de parte de medios de prensa semiestatales rusos como RT y Sputnik.

Sin embargo, “todo eso palidece en comparación con la desinformación y las noticias falsas en el ámbito doméstico actual”, dijo a la Voz de América en un correo Bret Schafer, un experto en desinformación digital de la Alianza para Asegurar la Democracia, con sede en Washington.

Otra experta en desinformación, Nina Jankowicz, del Centro para Académicos Woodrow Wilson, señaló que “los actores extranjeros solo tienen que amplificar lo que ciertos actores domésticos están diciendo”.

“Hay mucho que ganar en el período post electoral en términos de inspirar una mayor desconfianza en el sistema democrático a largo plazo”, agregó.

Por otra parte, funcionarios de contrainteligencia dijeron que no sólo Rusia, China e Irán han estado tratando de influir en la elección, sino también hasta 30 países, entre ellos adversarios como Cuba y Venezuela, y hasta aliados como Arabia Saudita y Turquía.

LPR News